Naturaleza Sana

Deporte y medicina natural

Deporte y medicina natural

La práctica intensiva del deporte “amateur”
Cada vez son más las personas que dedican su tiempo de ocio a la práctica de algún deporte. Maratones, medias maratones, carreras de 10 kilómetros, triatlones, rutas con bicicleta por carretera o excursiones por la montaña, travesías a nado y una amplísima variedad de actividades deportivas, tienen  a día de hoy un auténtico auge. Personas de todas las edades se apuntan a esta saludable moda, pero es recomendable adaptar el tipo de ejercicio a la condición física y la edad de cada persona.
Las personas mayores de 40-45 años, preferentemente las que se dedican a las carreras de fondo, están entre las que con más frecuencia sufren lesiones. Diversas causas se combinan en estos casos para provocar los problemas. En primer lugar la edad que desgasta y envejece las articulaciones, dificultando el mantenimiento de la actividad al mismo ritmo que antes. Otra causa puede ser el exceso de entrenamiento por una “semiprofesionalización” de la afición. Y en tercer lugar puede haber déficits de algunos nutrientes por el gran consumo y el desgaste de reservas que el deporte supone.

¿Cómo puede ayudar la medicina natural en la práctica deportiva?
En el ámbito del deporte la medicina natural puede ser de extraordinaria ayuda principalmente en el aspecto preventivo. Son muchos y muy variados los complementos nutricionales que pueden ayudarnos a mantener el organismo en forma, con unos niveles de vitaminas, minerales y nutrientes adecuados, que nos ayudarán a afrontar con más garantías la fatiga física, a mantener la flexibilidad de las articulaciones y a prevenir el envejecimiento de las mismas. Comentaremos una serie de nutrientes fundamentales que pueden ayudar a la mayoría de los deportistas.